Imagen de Jose Jovisur en Pixabay

El erotismo juega un papel fundamental en las relaciones sexuales, pero esto no quiere decir que solo corresponda al coito (penetración). Dentro del erotismo se encuentra el deseo, la sensualidad y los juegos que son un preliminar fundamental para disfrutar más y mejor del sexo.

¿Qué es el erotismo?

La palabra erotismo proviene del griego “eros” que significa placer o deseo. Durante mucho tiempo el erotismo fue considerado como algo prohibido, censurado y controlado; se tenia la idea errónea de que propiciaba la inmoralidad en las personas y los llevaba a la perdición.

El amor está relacionado con los sentimientos y el alma, en cambio cuando se habla de erotismo, se relaciona con la sensualidad que en conjunto con la libido propicia el deseo sexual.

Lo que te erotiza proviene de estímulos provocados por seducción, imaginación, atracción sexual, insinuación, gesticulación, el ambiente y todo aquello que te gusta y te causa placer.

Imagen de Espressolia en Pixabay

Detrás del erotismo

Muchas personas piensan que una relación sexual se basa en el coito, por lo cual mantienen relaciones sexuales de forma automática y monótona dejando el erotismo a un lado. Esta forma genitalizada de ver la sexualidad, hace que te pierdas de la estimulación que ocasionan las caricias, los besos, las fantasías, los roles, las emociones, de los juegos eróticos, etc., que, a largo plazo, podría conllevar a problemas sexuales o de pareja, así como también, en algunos casos, a disfunciones sexuales.

En el erotismo se deben emplear los cinco sentidos: la vista, el oído, el gusto, el tacto y el olfato, los cuales se transforman en el vehículo perfecto para dar rienda suelta a la imaginación y darle entrada a cualquier fantasía erótica, haciendo funcionar al mismo tiempo cuerpo y mente. Cada uno de los sentidos cumple una función diferente y capta estímulos distintos, mismo que están conectados.

El papel de los sentidos

Es prioritario que te conozcas, que descubras tus preferencias en las diversas prácticas sexuales que existen y tener la confianza con tu pareja para poder pedir lo que te gusta, lo que te excita, lo que te da placer o posiblemente experimentar lo que no te gusta tanto y dejarte llevar libre e intensamente por las sensaciones de éxtasis. De hecho, las sensaciones que pueden provocar los sentidos son consideradas como afrodisíacos naturales capaces de aumentar el placer sensual y sexual.

Imagen de Pexels en Pixabay

Date tiempo de erotizarte con tus sentidos, pensaras que es imposible, pero si lo practicas pronto se te hará rutina, puedes comenzar en la ducha, frotando delicadamente tu piel con los productos que usas para bañarte, al mismo tiempo disfruta del aroma que desprenden, del escalofrió que te provoca el viento que entra por la ventana, si eres amante del café deléitate de su sabor en tu paladar y así hazlo con todas las actividades que realizas durante el día. Retoma esos pequeños, pero esquicitos placeres que han pasado a segundo plano en tu vida.

¿Cómo puedes potenciar el erotismo en tu relación?

En cuanto a tu pareja, el deseo no empieza con el sexo, sino con la imaginación y los preliminares, por ello deben realizar actividades que los saquen de la monotonía en la cama y fuera de ella, si quieres acción provoca a tu pareja con una llamada o una nota de voz insinuante, usa ropa íntima sensual, esta es una excelente opción para despertar «la llama» rápidamente.

Crea un ambiente sensual e íntimo. Aprende a hablar con el cuerpo de forma seductora cuidando las miradas, los gestos, los movimientos, el tacto, etc. Mantén un contacto delicado y sutil con tu pareja. Usa aceites o cremas para tocar y acariciar su cuerpo, esto estimulará su piel y sus órganos sexuales.

No te olvides de besar, esta es un arma muy poderosa para despertar el deseo sexual. Los juegos eróticos también son una buena manera de despertar el deseo. Estos consejos te sirven para explota tu potencial erótico, ¡inténtalo! pero nunca pierdas tu esencia. ¡Cuéntanos tu experiencia!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.